Solomillo de cerdo con salsa de paté a la pimienta

Venga! Vamos a hacer un solomillo de cerdo con salsa de paté a la pimienta que vamos a flipar. Muy fácil, y muy sobrosón… ¡Se recomienda comer con pan para aprovechar a fondo!

4-6 personas

10 minutos de preparación

15 minutos de cocción

Dificultad: Fácil

 

INGREDIENTES:

  • 1 solomillo de cerdo de 500 grs. aprox.
  • 300 grs. nata líquida.
  • 1 cebolla.
  • 100 grs. paté a la pimienta.
  • Aceite, sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Limpiamos el solomillo de posibles venitas o grasa y lo troceamos en cortadas no muy finas.

Salpimentamos.

En una sartén con un chorrito de aceite, cuando esté bien caliente, marcamos los solomillos, solamente vuelta y vuelta, pero que queden dorados. Lo dorado llenará de sabor nuestra salsa.

Retiramos los solomillos a una fuente.

Pelamos y troceamos la cebolla muy picadita.

En la misma sartén que hemos marcado el solomillo, ponemos un chorrito de aceite y añadimos la cebolla.

Mientras la cebolla se va pochando a fuego suave, deshacemos el paté de pimienta con un tenedor y lo ponemos en un bol.

Vertemos la nata líquida poco a poco y removemos bien con un batidor hasta que no queden grumos.

Echamos la salsa en la sartén con la cebolla pochadita que hemos reservado.

Salpimentamos y removemos.

Añadimos los solomillos que habíamos apartado y también el jugo que habrán soltado.

Lo dejamos 5 minutos a fuego lento.

Servimos caliente.

Tened preparado un trozo de pan, no podréis parar de mojar la salsa!

Recomendaciones:

Sofreír el solomillo y la cebolla en la misma sartén, ya que lo dorado que dejará en la sartén, llenará de sabor la salsa.

Si la salsa os gusta más ligera, podéis añadir un chorrito de leche.

Si no os gusta la cebolla, pues no la pongáis, está estupendo también sin cebolla.

Podéis usar cualquier variedad de paté, a mi hijo le encanta con paté a las finas hierbas.